La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

LAS 400 HECTÁREAS

Publicado 03/10/2018

Trabajos de urgencia en la Biblioteca Nueva de ValencinaTrabajos de urgencia en la Biblioteca Nueva de Valencina

 

No se conoce en Europa Occidental un lugar prehistórico tan vasto como los yacimientos de Valencina de la Concepción y Castilleja de la Cuesta en la provincia de Sevilla. Cuatrocientas hectáreas que encierran mil años de Prehistoria, quizás también mil de Protohistoria. Cuatrocientas hectáreas que cobijaban el puñal del PP4 o la cámara grande de Montelirio con sus mujeres del cinabrio: jóvenes muertas por el contacto con esta sustancia - con casi toda probabilidad - mediante un uso que se nos escapa. Cuatrocientas hectáreas que encierran la arquitectura de La Pastora y de Matarrubilla. Cuatrocientas hectáreas que no dejan de ofrecer incógnitas como la de la foto. 

Y es que queremos saber muchas cosas de un lugar que tiene muchas cosas que contar. De un espacio que yo creo que si estuviera en Reino Unido - por poner un ejemplo - tendría un tratamiento muy diferente y un aprecio muy distinto de la población. Estamos ante una bomba de la Prehistoria y creo que no le estamos sabiendo dar el lugar que se merece. De sobras se conoce el impacto de estos lugares en la economía cuando se gestionan adecuadamente. Valencina de la Concepción y Castilleja de la Cuesta están a las mismas puertas se Sevilla, ¿qué mejor polo de atracción? ¿ Se os ocurre catalizador más idóneo? 

Ayer fuimos a rodar a la excavación que dirige Thomas Schumacher frente al recinto ferial de Valencina. Thomas ha publicado datos muy interesantes sobre la Edad del Cobre en la Península. Especialmente destacadas son sus investigaciones sobre el marfil. Ha caracterizado marfil africano, asiático y marino en diferentes piezas de ajuares funerarios. 

Valencina ofrece una discusión sobre las capacidades tecnológicas de sus pobladores, ya que se han encontrado materias primas exógenas que han sido procesadas en talleres locales. Esto implica también un alto grado de intercambio comercial. No creo que pudiera viajar marfil asiático hasta aquí sin unas redes de intercambio sólidas, no tendría lógica. Hay mucho marfil. 

En la excavación de este año, Thomas ha detectado un gran foso y materiales más que interesantes. Materiales que os mostraremos en el programa. 

Hay un mantra que se repite en mi cabeza, una pregunta que no cesa: ¿Qué fue en realidad Valencina? ¿Qué ocurrió durante esos mil años, o quizás dos mil? ¿Fue Valencina una inmensa necrópolis? ¿Un lugar de agregación? ¿Un inmenso recinto fortificado? ¿Un poblado? ¿Todo a la vez? Hemos rodado allí varias veces y no hay una respuesta. Hemos seguido los trabajos de Leonardo García Sanjuán y otros y no hay una respuesta. 

El arqueólogo municipal, Juan Manuel Vargas, tuvo ayer a bien mostrarnos la intervención de urgencia que ha realizado en el solar de la nueva biblioteca pública. Junto a unos impresionantes fosos, que ya hemos tenido la oportunidad de ver en otros lugares de Valencina y en yacimientos como Perdigoes en Portugal, se ha excavado un potente muro. Podéis ver un fragmento en la foto superior. 

Los datos van apareciendo, las piezas encajando, pero no hay que olvidar que se trata de un puzzle de 400 hectáreas y mil años de funcionamiento.

Por ejemplo, cuando llegó la supuesta aniquilación de todos los varones de Iberia publicada en la prensa esta semana, Valencina estaba todavía en su apogeo. ¿No llegaron aquí los esteparios? ¿Se aculturaron? ¿Qué ocurre con la expansión de la lengua indoeuropea y con la resistencia de las no indoeuropeas en el Suroeste peninsular? La genética, la lingüística y la arqueología tendrán que dar respuesta. Tiempo al tiempo.

Manuel Navarro

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?